Vamos a comprar moda local

19:29



Top: Veintiun Tercios // Falda: Gustavo Velazco // Collares: Mdeazar | Creaciones  Ktik


Diariamente nos levantamos con nuevas tendencias, ideas y propuestas de grandes diseñadores que invaden la moda dentro y fuera de la pasarela. Las grandes marcas aprovechan estas oportunidades para seguir abriéndose camino entre sus consumidores y muchas veces, se interponen ante el talento y creatividad de pequeñas tiendas de diseño que quieren un lugar en la industria de la moda. En su mayoría, estas grandes marcas pueden trabajar e impactar de manera cuestionable en el ámbito ambiental, social y económico.

A diferencia de estas, las nuevas propuestas locales enfrentan una industria llena de competencias, pero se posicionan con un abanico de ventajas que vale la pena considerar a la hora de comprar alguna prenda. Es por ello, que en esta publicación conoceremos las razones por las cuáles es buena idea comprar diseño venezolano.

En Venezuela, desde hace unos años, hemos visto el auge y la creación de marcas de diseño de moda, accesorios e indumentaria que proponen un estilo particular y por sobre todo, productos de calidad hechos con entusiasmo y dedicación. Es irónico que la existencia de marcas venezolanas crezca cada año cuando en el país se ha incrementado la crisis económica. Es irónico, pero no ilógico.

Si bien, de la crisis nacen las oportunidades, y con el incremento de precios en marcas extranjeras, la comunidad fashionista venezolana decidió dar un paso y reactivar la industria de la moda en nuestro país. Pero, ¿cuáles serían las ventajas de adquirir prendas de diseño venezolano? Y la respuesta es muy fácil. 

                  Tienda Perinola

Desde el punto de vista económico, apoyar el mercado local implica generar ganancias en el país. No solo se alimenta quien crea los diseños, sino también quienes participan en la elaboración y distribución de sus prendas.

Esto nos lleva una segunda ventaja: La creación de nuevos puestos de trabajos. Desde la etapa de confección, pasando por la distribución, servicio al cliente, compañías asociadas a la marca que puedan prestar servicios en sus eventos o proyectos y mucho más, al apoyar el diseño venezolano se crea la oportunidad de hacer crecer a la marca y así, crear más puestos de trabajo.


Cartera: Riotanatomic // Agenda: Syntax

Sin embargo, al nosotros apoyar el diseño local, no solo ayudamos a una marca a crecer, sino que le permitimos ayudarnos a nosotros en nuestros gastos, siendo una opción, muchas veces, más económica que las marcas extranjeras. Además, convertimos a la marca en otra opción dentro del mercado que explore un estilo particular y nos ofrezca mayor variedad y opciones; así como piezas únicas que complementarán nuestro estilo personal.



Y es que incluso, a nivel ambiental encontramos ventajas que nos beneficiarán a largo plazo también a nosotros. Al comprar diseño local, existe la posibilidad de reducir las emisiones de dióxido de carbono resultantes de la etapa de transporte y distribución. Debemos recordar que una prenda pasa por diferentes etapas y en grandes marcas, estas etapas no se dan en el mismo país.

Como nota curiosa, muchas de las prendas que son importadas en nuestro país provienen de Estados Unidos, y lamentablemente, en Estados Unidos solo 3 por ciento de las prendas son producidas en este país (The True Cost Movie); por lo que, es muy probable que las prendas importadas que venden en Venezuela sean parte del 97 por ciento de prendas que son producidas en otros países y vendidas en Estados Unidos. Imaginen todo el trayecto que estas prendas han recorrido y la cantidad de dióxido de carbono que esta cadena de distribución pueda emitir.

Cuando una prenda es local implica que es hecha en el país y esto conlleva a otra ventaja ambiental. Por lo general, las marcas locales no generan una cantidad exagerada de prendas; al contrario, son más detallas y únicas. La producción de una prenda resulta en un consumo de energía y combustible y esto representa, según la organización Fashion Revolution, un 3 por ciento de las emisiones de CO2. Así que, entre más local sea la marca, menos energía se usará.




En lo personal, creo que el diseño venezolano se ha posicionado de manera estratégica en los closets de sus consumidores. Existe una variedad de artículos y prendas que complacen todos los gustos y estilos de la sociedad venezolana. Y lo más importante, la industria de la moda en Venezuela puede llegar a convertirse en un motor para la economía de nuestro país. 

Más allá de sus ventajas económicas, sociales y ambientales, considero que apoyar el talento venezolano es una forma de creer en nosotros y en nuestras capacidades como venezolanos de crear, reinventarse y construir. Tres puntos necesarios para nuestro futuro.


      Marca personal: Criollo Adventure

You Might Also Like

0 comentarios

Follow Criollo Adventure